Refréscate con el suelo radiante Refréscate con el suelo radiante
El suelo radiante ya no es un desconocido, es el sistema de calefacción por el que muchos están apostando. Sus grandes ventajas y el... Refréscate con el suelo radiante

El suelo radiante ya no es un desconocido, es el sistema de calefacción por el que muchos están apostando. Sus grandes ventajas y el ahorro energético que proporciona al usuario final están haciendo de este sistema una elección cada vez más habitual.
Una de las características que ha pasado más desapercibida desde su origen, es la capacidad de funcionar como suelo refrescante. A continuación os presentamos el funcionamiento y las principales ventajas del suelo radiante refrescante.

¿Qué es el suelo radiante?

El suelo radiante es un sistema de climatización que consiste en empotrar en el suelo X metros de tubería por las que circulará agua a X grados centígrados dependiendo siempre de las características del lugar y las necesidades del momento.

Para conocer todos los detalles sobre la instalación de suelo radiante y su proceso, os dejamos este breve video que muestra todo lo que debes saber sobre este sistema.   

Suelo Radiante Refrescante 

A) Procedimiento del sistema

Tal y como se muestra en el vídeo, el suelo radiante como sistema de calefacción funciona irradiando calor uniformemente a todo el ambiente. Esta energía es generada por el agua caliente que circula por la tubería empotrada en el suelo. La temperatura nunca superará los 29ºC tal y como específica la normativa europea vigente.

Cuando hablamos de suelo refrescante el procedimiento es el mismo, pero la temperatura del agua que circula por el circuito está entre 14 y 18ºC, y genera un proceso que favorece la absorción del exceso de calor en el ambiente proporcionando una agradable sensación de frescor.

Regulación de la temperatura

La regulación de la temperatura de impulsión permite que ésta varíe teniendo en cuenta la influencia de la temperatura exterior, la temperatura ambiente interior, la temperatura superficial y, para evitar condensaciones, la temperatura de rocío interior.

La opción de suelo refrescante requiere de unas condiciones adecuadas para su correcto funcionamiento y poder cumplir con su principal función de refrescar.

B) Condiciones adecuadas

Las condiciones adecuadas y necesarias para lograr una buena climatización nos las marcará el punto de rocío, el cual depende de la temperatura y la humedad relativa del lugar.

Si no se cumplen las condiciones óptimas el suelo refrescante no tiene porque descartarse, existen sistemas muy eficaces para lograr las características adecuadas.

  1. Cuando el problema es que la vivienda está en un área geográfica muy húmeda, la solución reside en los deshumidificadores, los cuales logran unos niveles de humedad perfectos para trabajar con suelo refrescante.
  2. Si el problema lo tenemos en la temperatura, donde ésta excede el máximo, el sistema ideal para solucionar el problema son los fancoils.

Ventajas del suelo refrescante

Este sistema aporta al usuario muchas ventajas y un confort importante. Entre otras características, el suelo radiante refrescante permite al usuario establecer diferentes zonas de temperatura en la vivienda, controlando, mediante termostatos colocados en cada habitación y en función de la temperatura alcanzada, la apertura o cierre de los circuitos.

No va por el aire

El proceso del suelo radiante refrescante se basa en la radiación. La transmisión no se efectúa a través del aire sino directamente desde el suelo. Este detalle aumenta el confort al máximo ya que las clásicas corrientes de aire son inexistentes y por tanto no se generan levantamientos de polvo y partículas, en consecuencia, se mejora la calidad del aire y se obtiene un beneficio para nuestra salud.

Ahorro energético

Al evitar el aire como transmisor comporta un ahorro de energía importante.

Este sistema de climatización es perfecto para trabajar con energías renovables, y es precisamente en estos casos cuando el ahorro energético se ve incrementado de forma considerable.

Temperatura uniforme

Otra ventaja a destacar, y que genera mayor confort, es la forma de distribuir la temperatura. Con el suelo radiante refrescante las zonas frías o demasiado calientes de la vivienda se ven eliminadas. El reparto de la temperatura a través de suelo radiante resulta completamente uniforme. 

Climatización invisible

Otro nombre que recibe el suelo radiante es el de climatización invisible. Este sistema está libre de obstáculos como radiadores o aparatos colocados en la pared. Esta característica es ideal a la hora de decorar los espacios.

En Fontgas disponemos de departamentos especializados en sistemas de climatización y energías renovables, ambos formados por grandes profesionales que elaboran estudios personalizados para cada caso. Puedes contactar con el servicio técnico de energías renovables a través de este correo electrónico.

No hay comentarios.

Se el primero en dejar un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *